Arriba
Image Alt

Enfrenta el “síndrome del lunes”

  /  Magic Comfort   /  Enfrenta el “síndrome del lunes”

¿A quién le gusta levantarse temprano después de dos días de descanso? Seguramente son pocas las personas que levantan la mano, pues para la mayoría enfrentar los lunes resulta una dura tarea. Aunque los lunes tienen las mismas horas de cualquier otro día, normalmente se hacen más largos, pesados, monótonos y aburridos.

Levantarse con una sonrisa, mente positiva y valorando lo que se tiene puede ser una buena fórmula para hacerle frente a esta situación y no morir en el intento.

La mejor fórmula para enfrentar el lunes laboral es tener una clara conexión con lo que se hace. El primer día de la semana debe ser como cualquier otro. Considero que este es un tema mental y que hay que voltearlo a favor de hacer las cosas bien. Es importante pensar que el trabajo es lo que nos permite crecer profesionalmente y por eso no debe convertirse en una lucha.

1| Hay situaciones más complejas.

Valorar el trabajo es una forma de entender que se es un privilegiado. Hay personas que ni siquiera tienen empleo y que su labor es levantarse a conseguirlo. Si esto no lo hace sentir feliz, al menos le ayudará a aliviar la carga.

2| Ama lo que haces.

Si se quiere lo que se hace, el trabajo se convierte en una labor que brinda satisfacción y es más fácil entender que cualquier esfuerzo vale la pena.

3| Haz ejercicio.

Aunque hay personas a quienes no les gusta hacer ejercicio, está comprobado que hacerlo en la mañana libera hormonas que además de recargarle de energía, le ayudarán a ser feliz.

4| Pónte metas.

Trazarse objetivos diferentes a los del resto de días puede ayudar. Realizar tareas que resulten atractivas y no tediosas es una forma de superar la depresión típica del lunes.

5| Haz planes nocturnos. 

Hacer planes para la noche también puede incentivar que el día se pase más rápido y que tenga un cierto grado de magia.

6| Duerme bien.

Descansar de forma adecuada le ayudará a levantarse con energía y vitalidad. Esto, sin duda, evita el mal humor.

Fuente: dinero.com

X